LA MEDIACIÓN MEJORA LA COMPETITIVIDAD DE LAS EMPRESAS

Actualmente en el ámbito de la resolución de conflictos podemos escoger entre diferentes opciones como pueden ser el proceso judicial, el arbitraje, la mediación u otros sistemas auto o heterocompositivos.

Todas las opciones son buenas, la clave está en informarse y saber cuál es la mejor, en función de lo que nos puede aportar cada una de ellas, y de nuestros intereses, prioridades y objetivos.

La mediación es un método de resolución de conflictos voluntario y confidencial, para llegar a un acuerdo satisfactorio, para ambas partes, mediante la intervención de una tercera persona imparcial, neutral y experta en la gestión y resolución de conflictos.

En el marco organizacional, cuando una empresa disminuye los beneficios, o se cree que puede no ser competitiva, se suele relacionar con:

  • la falta de competencia,
  • la baja aceptación por el mercado de un producto determinado,
  • empeoramiento de la situación económica, …

Y no se tienen en cuenta otros indicadores que pueden tener la misma o más importancia que los anteriores, y que pueden ser la causa de éstos o ser un problema en sí mismos:

  1. a nivel interno, estos otros factores los podríamos identificar en las relaciones del personal de la empresa, en el liderazgo, en la gestión de equipos, en la falta de la definición de objetivos y de valores corporativos claros, en la deficiente comunicación interna, ..
  2. Y a nivel externo: la relación de la empresa con los proveedores y los clientes, la opinión pública, la relación con la comunidad y el entorno.

Leer Más